Las recomendaciones respecto al cribado del cáncer anal y a la vacunación frente al VPH deberían ser similares en ambas poblaciones

Según los resultados de un subanálisis del estudio IPERGAY, publicado en la revista Clinical Infectious Disease, los usuarios de profilaxis preexposición frente al VIH (PrEP) tienen un riesgo de infección por el virus del papiloma humano (VPH) similar al registrado en hombres gais y otros HSH con el VIH. Por este motivo, los investigadores de este estudio sugieren que las recomendaciones respecto al cribado del cáncer anal y a la vacunación frente al VPH deberían ser similares en ambas poblaciones.

El VPH es una infección de transmisión sexual muy frecuente. Es bien sabido que la infección por el VPH es más frecuente en hombres GBHSH con el VIH que en los seronegativos, probablemente por una respuesta inmunitaria más debilitada en los primeros para contener y aclarar la infección. En la actualidad, no existen datos sobre las infecciones por el VPH en hombres GBHSH que reciben PrEP.

En el contexto del estudio IPERGAY que evaluó en Francia y Canadá el uso tenofovir disoproxil fumarato y emtricitabina (Truvada) como PrEP a demanda, se realizó un subanálisis prospectivo que tuvo como objetivo describir la epidemiología molecular de la infección por el VPH (anal, oral y peneana) en hombres GBHSH y describir el impacto potencial de la vacuna nonavalente frente al VPH en usuarios de PrEP.

El estudio incluyó a 162 participantes que se encontraban entre los 30 y los 40 años de edad. Se recopilaron datos sobre la historia sexual (prácticas sexuales, número de parejas y número de relaciones sexuales sin preservativo) a nivel basal y durante el seguimiento. Se tomaron muestras anales y del pene (mediante escobillón), y orales (mediante enjuague y gárgaras) a nivel basal y cada seis meses para la detección del VPH y su genotipado. Las muestras anales para la citología se tomaron a nivel basal y a los 24 meses.

Los resultados obtenidos se clasificaron utilizando el sistema de Bethesda en seis categorías: no contributivo (no hay células suficientes); normal; lesión intraepitelial de bajo grado (LSIL); lesión intraepitelial escamosa de alto grado (HSIL); células escamosas atípicas de significado incierto (ASC-US); y células escamosas atípicas: no se puede excluir HSIL (ASC-H). Las células clasificadas como LSIL y HSIL son las más preocupantes a corto plazo, ya que pueden progresar a estadios precancerosos.

 

Al inicio del subestudio, el VPH se detectó en el 93% de los participantes en la boca, el pene o el ano, siendo esta última localización donde se detectó con mayor frecuencia. La probabilidad de adquirir un nuevo genotipo de alto riesgo varió durante el transcurso del estudio de tal manera que un 79% de los participantes adquirieron un nuevo genotipo en el ano, un 27% en el pene y un 20% en la boca. Este riesgo de adquirir un nuevo subtipo de alto riesgo fue similar entre los participantes que recibieron PrEP y los que tomaron placebo.

Las citologías revelaron al inicio del estudio que un 32% de los resultados fueron normales; un 23%, ASC-US; un 40%, LSIL; un 5%, HSIL; y un 1%, ASC-H. Al finalizar el estudio, los resultados de las citologías fueron los siguientes: un 13% fueron normales; un 21%, ASC-US; un 51%, LSIL; un 10%, HSIL; y un 1%, ASC-H. Por lo tanto, se objetivó una tendencia hacia una mayor proporción de células anormales en el ano con el tiempo. Ninguno de los participantes desarrolló cáncer anal durante el estudio.

En este subestudio, los investigadores hallaron entre los hombres GBHSH sin el VIH prevalencias elevadas similares a las registradas en hombres GBHSH seropositivos. Al evaluar los escobillones utilizados para el frotis del pene, se hallaron niveles del VPH más elevados que los registrados previamente en hombres GBHSH sin el VIH. En comparación con el ano y el pene, el análisis de las gárgaras detectó niveles bajos del VPH que fueron similares a los registrados previamente en hombres GBHSH sin el VIH.

Los investigadores hallaron que los subtipos oncogénicos 16, 18, 31 y 52 del VPH fueron cada vez más habituales en el ano a medida que fue avanzando el estudio lo que sugiere una mayor susceptibilidad a estos subtipos. En este sentido, la proporción de hombres que tuvieron un resultado anómalo en la citología anal aumentó del 5% al comienzo del estudio al 15% al final. Con el tiempo, esto podría aumentar el riesgo de desarrollar precáncer y cáncer anal.

Cabe señalar que el estudio IPERGAY reclutó preferentemente a hombres GBHSH que habían mantenido relaciones sexuales anales sin condón en el pasado reciente. Este criterio en el reclutamiento podría haber aumentado la probabilidad de detectar el VPH en el ano en este subestudio. Con todo, los investigadores concluyen que los usuarios de PrEP tienen un riesgo similar de infección por VPH que los GBHSH con el VIH y el riesgo es mucho mayor que el registrado previamente en los GBHSH sin el VIH. Por esta razón, los investigadores sugieren que la vacuna nonavalente frente al VPH sería beneficiosa para los usuarios GBHSH que reciben PrEP.

Fuente: Catie / Elaboración propia (gTt-VIH)
Referencias: Cotte L, Veyer D, Charreau I, et al. Prevalence and Incidence of Human Papillomavirus Infection in Men Having Sex With Men Enrolled in a Pre-exposure Prophylaxis Study: A Sub-study of the Agence Nationale de Recherches sur le SIDA et les Hépatites Virales "Intervention Préventive de l'Exposition aux Risques avec et pour les hommes Gays" Trial. Clin Infect Dis. 2021 Jan 23;72(1):41-49. doi: 10.1093/cid/ciaa002.