Del 23 al 27 de noviembre de 2020, la Corporación Kimirina organiza la primera edición de la Semana Internacional de la Prueba en el Ecuador. Impulsada por la Coalición PLUS, la red internacional para la lucha contra el SIDA y las hepatitis virales de la que somos miembros, la Semana Internacional de la Prueba tiene como objetivo concienciar sobre las pruebas, el primer paso en la respuesta a las epidemias.

La primera edición de la Semana Internacional de la Prueba estará marcada por la realización de pruebas de tamizaje de VIH, Sífilis, Hepatitis B y C, en las ciudades de Quito y Guayaquil; y de VIH y Sífilis en las ciudades de Portoviejo, Santo Domingo, Machala, Esmeraldas y Santa Elena. En esta ocasión, también estamos organizando actividades de sensibilización sobre la importancia de la prueba, así como la distribución de condones, lubricantes, y mascarillas para ayudar a las personas a protegerse contra el VIH/SIDA y el COVID-19. 

 

Promover el acceso a las pruebas de VIH e ITS

Empero de los progresos realizados en los últimos años en la lucha contra el SIDA, el acceso a las pruebas sigue siendo un gran desafío. En nuestro país, en el 2019, se estima al menos entre el 60 y 80%% de las personas que viven con el VIH conocen su estado serológico y de ellas aproximadamente el 65% % toman tratamiento antirretroviral, según el reporte de ONUSIDA-2019.  Lo que significa que, Ecuador, aún tiene una brecha significativa para alcanzar la meta mundial fijada para la eliminación del SIDA al 2030, relacionadas al alcance del 90% de las mismas en ambos ítems.

Estos datos son de particular relevancia en el caso de las poblaciones más expuestas, como hombres gais y bisexuales, otros hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y Transfemeninas, que siguen siendo los más afectados por la epidemia con prevalencias del 11 y 35%, además de las trabajadoras sexuales en menor proporción en comparación con la población general, que bordea un aproximado del 0,24%

A menudo estigmatizadas y discriminadas o incluso criminalizadas a causa de su estilo de vida, estas poblaciones no tienen de acceso a las pruebas, lo que constituye un paso esencial para acceder a la atención y el tratamiento y para romper la cadena de nuevas infecciones.

 

 

 

Para agravar las cosas, las medidas adoptadas durante el Covid-19 para reducir la propagación de la pandemia interrumpieron significativa y críticamente los servicios de detección que se prestaban a la población.

El VIH y la hepatitis no son mortales; hacerse la prueba es esencial para iniciar el tratamiento y detener la transmisión. Pero sería una ilusión tratar de alcanzar el objetivo de eliminar el SIDA si no hacemos la prueba del VIH donde más prevalece: en las comunidades marginadas.

 

Realizaremos los servicios comunitarios de pruebas de VIH/ITS

En el marco de la red internacional Coalición PLUS, pedimos que se despliegue a nivel nacional e internacional el llamado tamizaje comunitario, es decir, la prueba por y para las comunidades vulnerables.

 

   

 

Esto significa permitir a las personas de las comunidades llevar a cabo una prueba rápida, después de haber sido debidamente capacitadas para hacerlo. Esto permite sortear las barreras del estigma y la discriminación y llegar a las poblaciones más marginadas que están en el centro de la dinámica de la epidemia que estamos combatiendo. Los servicios comunitarios de pruebas, no permiten la detección de un mayor número de casos, sino una detección mucho más selectiva, y por lo tanto, tener una mejor impacto en la incidencia.

“Como complemento de las pruebas realizadas por el personal médico en el marco de los sistemas de salud tradicionales, las pruebas comunitarias realizadas en nuestras asociaciones o fuera de ellas facilitan la confianza y el diálogo con las comunidades más marginadas en un contexto sin prejuicios.  Su eficacia ha sido ampliamente demostrada por las asociaciones de la red Coalición PLUS. Hoy en día, estamos pidiendo su ampliación en todos los países, a fin de cubrir los territorios más remotos y cubrir todas nuestras poblaciones. Esta es la única manera de poner fin a las epidemias”, dice la profesora Hakima Himmich, Presidenta de la Coalición PLUS.

 

Objetivos en la lucha mundial contra el VIH/SIDA

Bajo el escudo de las Naciones Unidas, la lucha mundial contra el vih/sida se fijó objetivos para 2020 con el fin de erradicar la epidemia para 2030. 

  • El 90% de las personas que viven con el VIH conocen su estado serológico;
  • El 90% de las personas infectadas con el VIH y que se han hecho la prueba del VIH tienen acceso al tratamiento ARV.
  • El 90% de las personas en tratamiento tienen una carga viral permanentemente suprimida.

fuente: www.unaids.org/en/resources/909090

 

Acerca de la Coalición PLUS: La Unión Internacional de ONG de base comunitaria contra el SIDA y la Hepatitis, fundada en 2008, la Coalición PLUS trabaja en 52 países y con más de 100 organizaciones de la sociedad civil. A través del principio de gobierno compartido que lo rige, nuestra unión involucra a 16 organizaciones miembros, del Norte y del Sur, en la toma de decisiones.