La pandemia del COVID ha sacudido al mundo, desestabilizándolo social y económicamente. Hemos sido testigos de que los sistemas de salud global han colapsado, además de responder adecuadamente o no al verdadero reto que ha venido enfrentando el Ecuador desde que el pasado 16 de marzo el Comité de Operaciones Especiales (COE) impuso el aislamiento social obligatorio, incluyendo la Declaración de Emergencia Nacional emitida por la Presidencia de la República y las restricciones a la movilidad de los ciudadanos a través del toque de queda.

El Ecuador, se sumó a la propuesta global de: “Quédate en Casa”, en un escenario, en el que el país enfrenta una profunda crisis económica, del sector salud, crecimiento de los niveles de pobreza, entre otras causas estructurales que afectan de diversa manera a los distintos estratos productivos y sociales, todo esto agravado por la sistemática y endémica corrupción imperante, la misma que se hace más evidente en las épocas de crisis.

Kimirina, haciendo honor a su propio nombre, para enfrentar la emergencia sanitaria, ha mantenido su contingente humano y su trabajo comunitario focalizado a través de la coordinación horizontal, para ello el equipo gerencial, técnico, de gestor de conocimiento-científico y de territorio, definieron un plan de acción de emergencia, para atender de manera prioritaria las necesidades de servicios de prevención y atención de las poblaciones claves  y  de las personas en movilidad humana viviendo con el VIH.

La suspensión de los servicios de prevención implicó el rediseño y la adopción de un sistema de apoyo comunitario y orientación sobre servicios de atención y tratamiento del VIH, orientado a:

  • Asegurar y apoyar los procesos de adherencia relacionados con la vinculación a los servicios de salud de las personas viviendo con el VIH afectadas por la suspensión de las citas médicas por cuenta del COVID-19, y coordinación con las Unidades de Atención Integral del MSP para su acceso a tratamiento, brindando la información adecuada, incluyendo a las personas en movilidad humana internacionales de paso, residentes y nacionales.
  • Asegurar la adherencia de los usuarios del programa de PrEP y el apoyo en cuanto a la Profilaxis Post Exposición al VIH en casos de emergencia y el establecimiento del mecanismo de envío del medicamento a los lugares de residencia.
  • Asegurar la atención médica en PrEP, PEP, a usuarios en movilidad humana y nacionales y otros aspectos relacionados con la salud sexual, particularmente sobre las ITS, migrando de la atención presencial hacia el servicio médico a distancia o telemedicina, con esto acercando en lo más posible nuestros servicios a las comunidades.

telemedicina

Todos los servicios fueron ajustados a las necesidades presentadas por el aislamiento social y las restricciones relacionadas con el libre tránsito de las personas dentro de las ciudades, cierre de las ciudades incluyendo el cierre de las carreteras, incluyendo el toque de queda de las 14H00 a las 05H00. 

Nuestras operaciones se ejecutan en estrecha coordinación y cooperación con otros actores claves nacionales, como el Ministerio de Salud Pública, organizaciones con trabajo en migraciones, así como con el fundamental apoyo de entidades internacionales al trabajo de Kimirina como la Coalition Plus, la Agencia de Cooperación Francesa, la Embajada de Francia para dar respuesta al VIH en el contexto de la emergencia sanitaria frente a la pandemia del COVID-19.

Hemos atendido y brindado servicios de apoyo a usuarios de organizaciones con trabajo en movilidad humana relacionadas a temas de salud, provisión de medicamentos de ARV a través de la coordinación con las UAIS, que por la situación del COVID-19 forzosamente en aislamiento social tuvieron que quedarse temporalmente en el país.

La Red de servicios comunitarios ubicados en Quito, Santa Elena, Esmeraldas, Santo Domingo, Portoviejo, Machala y Guayaquil a través del teletrabajo, se mantuvo operativa dando seguimiento y atendiendo las demandas de los usuarios con información, referencia a servicios de atención, enlace con otros proveedores de servicios tanto institucionales como comunitarios.

Realizamos referencias y contra referencias a las UAI locales donde se dispensaban las entregas de Antirretrovirales, coordinamos con Coordinadores Zonales, Distritales y Jefes de Territorio, estableciendo los mecanismos para el acceso más cercano al tratamiento para las PVVS, según la necesidad de usuarios y continuamos s haciendo gestiones con las 22 UAIs para brindar información adecuada a los usuarios desde diferentes lugares del país a Nivel Nacional a sus pacientes sobre las medidas a seguir para el retiro de los medicamento.

Durante todo este tiempo de aislamiento social desde el 17 de marzo del 2020 hasta la fecha, desde Quito y Guayaquil, seguimos activos y coordinamos con otros miembros de la red de servicios la entrega de PrEP, y TARV a usuarios en movilidad humana en residencia temporal en el Ecuador, haciendo llegar los mismos a sus lugares de residencia y nos encontramos en fase de preparación y adaptación para afrontar la nueva normalidad y mantener así nuestro compromiso comunitario en la respuesta al VIH, trabajando juntos por mismo fin.

 

 

Autor: Tito Esparza Quintana*

*Tito Esparza Quintana, es licenciado en educación y experto en educación comunitaria en VIH. Es coordinador de los Servicios Comunitarios de Asesoría y Pruebas de VIH de Corporación Kimirina de la ciudad de Guayaquil-Ecuador